Esta web utiliza COOKIES para obtener datos estadísticos de navegación y para prestar los servicios o finalidades solicitadas por los usuarios

Què són les COOKIES? Saber más

Acepto

Entre las técnicas de terapia manual destaca el Masaje Transversal Avanzado (MTA), que fue desarrollado originalmente por el Dr. J. Cyriax, quien ideó la manera de que el masaje tuviera un claro efecto a nivel de los tejidos profundos que sufren una disfunción. El Dr. Cyriax desarrolló esta técnica para las extremidades superiores e inferiores, mientras que el Dr. Hackett lo hizo para la columna vertebral y la pelvis.

Todas estas técnicas fueron desarrolladas y perfeccionadas por el Dr. M. Ongley y Dr. B. Benjamin. El MTA tal y como ha ido evolucionando hasta nuestros días se puede aplicar a las estructuras que más frecuentemente sufren disfunciones como son: tendones, músculos y ligamentos. Con el MTA conseguiremos eliminar tanto las adherencias como deshacer nódulos y contracturas, facilitando la normalización del tejido y restableciendo la movilidad normal de la estructura, cosa que no se consigue con estiramientos pasivos ni con ejercicios activos.

Debido a que aplicaremos esta técnica con precisión, conseguiremos una máxima efectividad en el tratamiento de las disfunciones musculares, tendinosas y ligamentosas.

Cuando se produce una lesión en un tejido, ya sea en un músculo, fascia, ligamento, etc. hay una rotura de las fibras que forman ese tejido. Es una lesión aguda, reciente. Tras la aparición de esa herida se inicia un proceso de reparación, pero a veces esta reparación, por muchos motivos, no es “perfecta”. Pueden entonces aparecer lo que se denominan malas cicatrices, adherencias y/o fijaciones, quedando un dolor crónico o disfunción.

El tejido mal cicatrizado no tiene la misma elasticidad y movilidad que antes, incluso pueden fijarse dos estructuras que deberían tener independencia funcional (adherencias). Con diferentes técnicas (cyriax, miofascial, estiramientos, etc.) se pueden "despegar" estas malas cicatrizaciones o adherencias.

Los motivos de estas micro-roturas (lesiones) pueden ser muchos:

Por un traumatismo (golpe o caída).

Por el uso repetitivo de un músculo o grupo muscular.

Por una postura inadecuada.

Causas químicas: agentes externos, alimentación, etc.

Estar sometido a situaciones de estrés físico o emocional.

Copyright © 2010 - 2015 Trainer Garraf. Todos los derechos reservados.
Términos y condiciones | Aviso legal